INFORMAR ES PREVENIR / Año 5. Número 18. Diciembre 2010 / UNA PUBLICACIÓN DE STAMBOULIAN

VACUNA ANTIMENINGOCÓCCICA B

El serogrupo B es una de las causas más importantes de meningitis en la mayoría de las regiones del mundo. La incidencia global de la infección por meningitis tipo B se estima entre 20.000 y 80.000 casos anuales, con una tasa de mortalidad del 10%, a pesar del tratamiento antibiótico adecuado.
 

LEER TODO EL ARTÍCULO

 

VACUNAS CONTRA EL DENGUE

El dengue constituye una importante causa de morbilidad y mortalidad en países tropicales y subtropicales, con posibilidad de extenderse a áreas templadas y húmedas, como ocurre en nuestro país. Es una enfermedad compleja con un fuerte impacto en la población expuesta.
 

LEER TODO EL ARTÍCULO

 

VACUNA ANTINEUMOCÓCCICA 23-VALENTE: NUEVAS RECOMENDACIONES PARA ADULTOS

La enfermedad invasiva por Streptococcus pneumoniae es una de las principales causas de morbilidad y mortalidad en los Estados Unidos, donde se estimó una incidencia de 43.000 casos y 5.000 muertes en la población de todas las edades, durante 2009.

 

LEER TODO EL ARTÍCULO

 
 

VACUNA ANTIMENINGOCÓCCICA B
Dra. Laura García Alonso, médica pediatra del Servicio Vacunas de Stamboulian


Los niños menores de 5 años, particularmente los menores de 12 meses y los adolescentes presentan la tasa de ataque más alta.
La prevención primaria a través del uso de una vacuna efectiva constituye la estrategia más racional para disminuir la carga de enfermedad en estos grupos de riesgo. Actualmente no existen vacunas disponibles con cobertura ante el meningococo B para niños menores de 2 años.


El serogrupo B se caracteriza por la variabilidad en la expresión de las proteínas de la superficie y la pobre inmunogenicidad de la cápsula, factores que no permitieron, hasta el momento, la elaboración de una vacuna que pueda conferir protección efectiva.
Actualmente, un estudio de Fase III del laboratorio Novartis muestra que la vacuna candidata contra el meningococo B: 4CMenB® podría ser la primera en proporcionar una amplia protección contra esta enfermedad devastadora.
La vacuna 4CMenB ® se desarrolló utilizando un enfoque innovador conocido como “vacunología inversa”, que decodifica la composición genética de la bacteria y describe los componentes específicos que provocan con mayor frecuencia la infección. La 4CMenB® contiene múltiples componentes y está diseñada para proporcionar una respuesta inmune óptima contra la mayoría de las cepas del serogrupo B.
El estudio aleatorizado, controlado, multicéntrico, incorporó a 3.630 niños sanos. Los principales objetivos de evaluación fueron determinar la inmunogenicidad y la tolerancia de tres dosis de 4CMenB® administradas de forma concomitante con las vacunas del Calendario. La vacuna se administró a los 2, 4 y 6 meses de edad con dosis booster a los 12 meses. Un mes después de la tercera y cuarta dosis de 4CMenB®, el porcentaje de niños que lograron anticuerpos bactericidas en suero utilizando el complemento humano (hSBA) contra tres cepas de la 4CMenB® (5/99, NZ98/254 y H44/76) fue del 100%, 84% y 100% respectivamente.
Además, las respuestas a los antígenos del resto de las vacunas coadministradas con 4CMenB® fueron similares, con la excepción de una respuesta ligeramente disminuida contra la polio, en comparación con la vacuna administrada por separado.
Los eventos habituales asociados a la vacuna y solicitados a los 7 días de la vacunación fueron: reacciones en la zona de inyección y reacciones sistémicas como fiebre, alteración del sueño o de los hábitos alimentarios, irritabilidad, llanto inusual y erupciones.
Aún en fase de investigación, esta vacuna será probablemente la primera con amplia cobertura frente a la enfermedad invasiva por meningoco B con un perfil de inmunogenicidad y tolerancia aceptables. Se esperan resultados adicionales de Fase III en curso.

Bibliografía
Initiative for Vaccine Research, Bacterial Infections. World Health Organization. Neisseria meningitidis.
Enferm. Infecc Microbiol Clin. 2007;25 Supl 4:20-8.
Farmanews.com Septiembre 2008.
Miller E, Pollard A,J, Borrow R, et al. Safety and Immunogenicity of Novartis Meningococcal serogroup B vaccine after three doses administered in infancy. Presented at European Society for Paediatric Infectious Diseases (ESPID) annual meeting; May 14, 2008; Graz, Austria.
Rappuoli, R. Reverse vaccinology, a genome-based approach to vaccine development. Vaccine 2001; 19: 2688–2691.
Vesikari, T et al., Immunogenicity of an Investigational Multicomponent Meningococcal Serogroup B Vaccine in Healthy Infants at 2, 4 and 6 Months of Age, presented at the 17th International Pathogenic Neisseria Conference, September 11-16, 2010, Banff, Canada.

VOLVER

 

VACUNAS CONTRA EL DENGUE
Dra. María Cecilia Torroija, coordinadora médica del Servicio Vacunas de Stamboulian


El dengue ha emergido como un problema de salud mundial a partir de 1950. Actualmente, cerca de 2.5 millones de personas viven en áreas donde existe riesgo de transmisión de esta infección. La OMS estima que 50 a 100 millones de infecciones ocurren anualmente, incluidos 500.000 casos de dengue hemorrágico y 22.000 muertes, principalmente en niños.

La epidemiología de la infección con los cambios en la circulación de serotipos, la necesidad de requerir la administración simultánea de los 4 virus en una vacuna tetravalente para evitar el riesgo de enfermedad severa, y la cocirculación con otros flavivirus que dificultan los estudios de efectividad, representan, entre otros, algunos desafíos a los que se enfrentan los estudios de investigación clínica de las vacunas contra el dengue.
En los últimos años, se han observado importantes avances en el desarrollo de nuevas vacunas tetravalentes contra el dengue. Diferentes estudios de investigación han evaluado su seguridad, inmunogenicidad y eficacia. El Programa Pediátrico de Vacunas contra el Dengue, que pertenece al Instituto Internacional de Vacunas (Internacional Vaccine Institute -IVI-), está considerando cinco vacunas candidatas, de las cuales cuatro son de virus vivos y atenuados y la quinta es una vacuna elaborada con subunidades.
El laboratorio Sanofi Pasteur es el responsable de una de estas vacunas en estudio. Se trata de una vacuna tetravalente, de virus vivos y atenuados, basada en la vacuna contra la fiebre amarilla (17D Yellow fever-dengue quimera). Los estudios preclínicos han demostrado que esta vacuna es estable, menos neurotrópica que la YFV 17D, no es hepatotrópica, e induce una estimulación controlada de las células dendríticas humanas y una significativa repuesta inmune en monos. Los estudios de Fase I demostraron que la mayoría de los eventos adversos fueron leves a moderados, la viremia fue baja y transitoria, y la seropositividad fue del 100% para los cuatros serotipos en individuos adultos naive de infección por flavivirus, que recibieron 3 dosis de vacunas en los Estados Unidos. En México, los niños de 2 a 5 años estudiados, naive también de infección, presentaron una seroconversión similar del 88 al 100%. Hasta el momento, los resultados de estos estudios preclínicos y clínicos avalan la inmunogenicidad de esta vacuna. Actualmente se está desarrollando un estudio de Fase 2b en Tailandia, que incluye a 4.000 niños de entre 4 y 11 años y que está evaluando la efectividad en una región de alta incidencia de dengue.
Si los resultados también lograran ser favorables, probablemente la vacuna estaría aprobada en un período de 5 años.

Bibliografía
Guy B, Saville M, Lang J. Development of Sanofi Pasteur tetravalent dengue vaccine. Hum Vaccin. 2010 Sep 16; 6(9).
Información para profesionales: www.vacunas.org
Letson G. et al. Dengue vaccine trial guidelines and role of large-scale, post proof of concept demonstration proyects in brinding a dengue vaccine to use in dengue endemic areas. Hum Vaccin. Oct 2010 vol 6 802-809.

VOLVER

 

VACUNA ANTINEUMOCÓCCICA 23-VALENTE: NUEVAS RECOMENDACIONES PARA ADULTOS
Dra. María Cecilia Torroija, coordinadora médica del Servicio Vacunas de Stamboulian


Recientemente el ACIP ha actualizado las recomendaciones sobre el uso de la vacuna antineumocóccica 23-valente para la prevención de la enfermedad neumocóccica invasiva (ENI), como bacteriemia, meningitis, o la infección de cualquier sitio del organismo normalmente estéril, para adultos con factores de riesgo, a partir de los 19 años.

La introducción de la vacuna antineumocóccica conjugada heptavalente y luego la 13-valente en el Calendario de los Estados Unidos disminuyó la incidencia de enfermedad neumocóccica entre los adultos no vacunados, inclusive en los mayores de 65 años, debido al efecto rebaño.
Sin embargo, la enfermedad neumocóccica continúa siendo un problema importante en la Salud Pública con un fuerte impacto en la población.
Recientemente el ACIP actualizó las recomendaciones de la vacuna antineumocóccica PPSV23 para la prevención de infecciones invasivas: el asma y el hábito de fumar se incluyen dentro de las indicaciones para la vacunación antineumocóccica.
Algunos estudios epidemiológicos realizados en los Estados Unidos revelaron que la enfermedad neumocóccica fue más frecuente en adultos con asma, en comparación con pacientes que no padecían asma; aquellos con asma grave duplicaban el riesgo de infección respecto al de las personas con sintomatología leve.
En cuanto al hábito de fumar, los estudios de seguimiento realizados antes de la introducción de la vacuna PCV7 demostraron que entre 2001 y 2003, el 53% de los pacientes adultos de 18 a 64 años con enfermedad neumocóccica invasiva eran fumadores activos.
En un estudio multicéntrico controlado, se demostró que el grupo de pacientes fumadores de 19 a 64 años presentó un riesgo de infección neumocóccica 4 veces superior a la del grupo control “no fumadores”.
El ACIP concluye, entonces, que el asma es un factor de riesgo independiente para la infección neumocóccica y debería ser incluido en el grupo de enfermedades pulmonares crónicas indicadoras de vacuna antineumocóccica.
Para los fumadores adultos de 19 a 64 años también se recomienda una dosis de vacuna PPSV23, puesto que ellos tienen riesgo aumentado de infección. Deberían, además, abandonar el hábito del cigarrillo.
En cuanto a la revacunación, no se produjeron modificaciones: solo los individuos de 2 a 64 años con alto riesgo de enfermedad neumocóccica invasiva, como los asplénicos (anatómicos o funcionales) y los pacientes inmunocomprometidos, deben recibir una segunda dosis en un intervalo ≥ 5 años después de la primera dosis.
Las personas de 65 años o más deberían recibir una segunda dosis, si la primera dosis fue administrada antes de esa edad.
No se recomiendan múltiples revacunaciones.

Bibliografía
Guidelines Updated for Use of 23-Valent Pneumcoccal Polysaccharide Vaccines in Adults. MMWR. Sept 2010/ 59(34); 1102-1106.

VOLVER

 
 

 

COORDINACIÓN MÉDICA
Dra. Cecilia Torroija

COLABORAN EN ESTE NÚMERO
Dra. Laura García Alonso

COORDINACIÓN GENERAL
Lic. Bárbara Parera Guevara

EDICIÓN
Prof. Elsa Riba

 

 

OTRAS PUBLICACIONES DE STAMBOULIAN:


travel warning
 

 

La distribución de esta publicación es gratuita. La utilización de los datos de esta publicación con finalidades diferentes a las de mera información responsabilizará exclusivamente a dicha persona por todas sus consecuencias. Toda medida preventiva y/o sugerencias de tipo médico deben ser prescritas y seguidas profesionalmente por un médico. Toda persona que decida medicarse y/o iniciar un tratamiento sin supervisión médica será único responsable de las consecuencias de su conducta.